barra

martes, 23 de enero de 2018

LA PAZ. Definición



La paz es importante, pues sin paz no podemos vivir en comunidad. Sin embargo, vivir en paz no significa solo que no haya conflictos o guerras. Para conseguir que una sociedad viva en un entorno sin violencia, primero es necesario que cada persona tenga paz interior, que se sienta bien con lo que es y que se comporte de forma pacífica y respetuosa con las personas que le rodean.
Cuando una persona goza de esa paz la comunica a las personas que tiene cerca, se la transmite con esa actitud, con sus gestos y palabras, con sus acciones. Estas pueden, a su vez, compartirla con otros de forma que todos y cada una de las personas que forman parte de la sociedad contribuyen en la construcción de un mundo donde puede reinar la paz.
Una persona pacífica huye de los gestos agresivos y evita violencia en todas sus formas; es capaz de resolver sus conflictos desde la tranquilidad y desde un sentimiento pacifista.
Una persona pacífica no se deja llevar por la ira y no da malas contestaciones ni insulta, sino que escucha al otro y procura el acuerdo.
Una persona pacífica quiere comprender las necesidades de los demás; sus sentimientos y pensamientos; para ello, se pone en su lugar. Así, es más fácil entender que solo untos podemos construir un mundo de convivencia y solidaridad fraterna.



Actividad:
Elaborad una lista con los conflictos más frecuentes en vuestro entorno. ¿Qué soluciones pacíficas encontráis entre todos?
Libro: De tu mano, Jesús. Religión Católica, 3º de Educación Primaria. Editorial Bruño. Página 29.

lunes, 22 de enero de 2018

miércoles, 17 de enero de 2018

AMIGOS DE JESÚS. Cita bíblica

Conoce quienes eran, a qué se dedicaban, qué encuentros vivieron con Jesús...

LOS DOCE APÓSTOLES

Lc 5, 1-11
En cierta ocasión estaba Jesús a orillas del lago de Galilea y la gente se apiñaba a su alrededor deseosa de escuchar la palabra de Dios. Atracadas a la orilla, Jesús vio dos barcas. Los pescadores habían descendido de ellas y estaban lavando las redes. Subiendo a una de las barcas, rogó a su dueño, Simón, que la apartara un poco de la orilla. Luego se sentó en la barca, y desde allí estuvo enseñando a la gente. Cuando acabó su discurso, dijo a Simón:
— Rema lago adentro y echad las redes para pescar.
Simón le contestó:
— Maestro, hemos pasado toda la noche trabajando y no hemos pescado nada; pero, puesto que tú lo dices, echaré las redes.
Así lo hicieron; y recogieron tal cantidad de pescado que las redes estaban a punto de romperse. Entonces avisaron por señas a sus compañeros, que estaban en la otra barca, para que vinieran a echarles una mano. Llegaron ellos y llenaron las dos barcas, hasta el punto que casi se hundían. 
Al ver esto, Simón Pedro cayó de rodillas delante de Jesús y le dijo:
— Señor, apártate de mí, que soy un pecador.
Y es que el temor los había invadido a él y a todos sus compañeros a la vista de la gran redada de peces que habían capturado. 10 Lo mismo les ocurría a Santiago y a Juan, los hijos de Zebedeo, que acompañaban a Simón en la pesca. Pero Jesús dijo a Simón:
— No tengas miedo. Desde ahora serás pescador de hombres.
11 Y después de sacar las barcas a tierra, lo dejaron todo y se fueron con Jesús.

Mc 1, 16-20

16 Iba Jesús caminando por la orilla del lago de Galilea, cuando vio a Simón y Andrés. Eran pescadores y estaban echando la red en el lago. 17 Jesús les dijo:
— Venid conmigo y os haré pescadores de hombres.
18 Ellos dejaron al punto sus redes y se fueron con él.
19 Un poco más adelante vio a Santiago, el hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca reparando las redes. 20 Los llamó también, y ellos, dejando a su padre Zebedeo en la barca junto con los trabajadores contratados, se fueron en pos de él.



Lc 6, 12-16

12 Por aquellos días, Jesús se fue al monte a orar, y se pasó toda la noche orando a Dios. 13 Cuando se hizo de día, reunió a sus discípulos y escogió de entre ellos a doce, a quienes constituyó apóstoles. 14 Fueron estos: Simón, al que llamó Pedro, y su hermano Andrés; Santiago y Juan; Felipe y Bartolomé; 15 Mateo, Tomás, Santiago, hijo de Alfeo, y Simón, el llamado Zelote; 16 Judas, hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor.




MARTA Y MARÍA, HERMANAS DE LÁZARO. Jn 11, 1-45

Había un enfermo llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de su hermana Marta. María era la que ungió al Señor con perfume y le secó los pies con sus cabellos; su hermano Lázaro había enfermado. Entonces las hermanas le enviaron este recado:
    -Señor, tu amigo Lázaro a quien tanto amas, está enfermo.

    -Esta enfermedad no es de muerte, sino para glorificar al Hijo de Dios -comentó Jesús con sus Apóstoles.

    Pasados dos días les dijo que debían regresar a Judea porque  Lázaro había muerto.  Se pusieron en camino y cuando ya estaban cerca de Betania, Marta, que había sabido que llegaba Jesús, salió a su encuentro diciéndole.

    -Señor, si hubieras estado aquí mi hermano Lázaro no habría muerto...

    -Resucitaré a tu hermano -le prometió  Jesús.

    Marta avisó a su hermana María que el Maestro estaba allí, y que la llamaba.  Los judíos que habían venido de Jerusalén a darles el pésame y estaban en la casa pensaron que iba al sepulcro y la acompañaron.  María, al llegar donde estaba Jesús, se postró llorando a sus pies al tiempo que se quejaba igual que su hermana.  Jesús se conmovió y también lloró.

    -¿Dónde lo habéis puesto? -preguntó.

    -Ven, Señor, y lo verás.

    Cuando llegaron al sepulcro hizo que retiraran la losa de piedra que tapaba la entrada.  Marta le advirtió que ya olía mal, pues hacia cuatro días que estaba muerto.  Jesús miró al cielo en oración y luego exclamó en voz alta:

    -¡Lázaro, ven afuera!

    Al instante apareció de pie en la puerta.  Jesús ordenó que le quitaran las vendas para que pudiera caminar.



ZAQUEO. Lc 19, 1-10
Jesús entró en Jericó e iba recorriendo la ciudad. Vivía allí un hombre rico llamado Zaqueo, que era jefe de recaudadores de impuestos y que deseaba conocer a Jesús. Pero era pequeño de estatura, y la gente le impedía verlo. Así que echó a correr y, adelantándose a todos, fue a encaramarse a un sicómoro para poder verlo cuando pasara por allí. Al llegar Jesús a aquel lugar, miró hacia arriba, vio a Zaqueo y le dijo:
— Zaqueo, baja en seguida, porque es preciso que hoy me hospede en tu casa.
Zaqueo bajó a toda prisa, y lleno de alegría recibió en su casa a Jesús. Al ver esto, todos se pusieron a murmurar diciendo:
— Este se aloja en casa de un hombre de mala reputación.
Zaqueo, por su parte, se puso en pie y, dirigiéndose al Señor, dijo:
— Señor, estoy decidido a dar a los pobres la mitad de mis bienes y a devolver cuatro veces más a los que haya defraudado en algo.
Entonces Jesús le dijo:
— Hoy ha llegado la salvación a esta casa, pues también este es descendiente de Abrahán. 10 En efecto, el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido.


JOSÉ DE ARIMATEA Y NICODEMO. Jn 19, 38-42

38 Después de esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, aunque lo mantenía en secreto por miedo a los judíos, solicitó de Pilato el permiso para hacerse cargo del cuerpo de Jesús. Pilato se lo concedió, y él se hizo cargo del cuerpo. 39 También vino Nicodemo, el que con anterioridad había ido de noche a entrevistarse con Jesús, trayendo unas cien libras de una mezcla de mirra y áloe. 40 Entre ambos se llevaron el cuerpo de Jesús y lo envolvieron con vendas de lino bien empapadas en los aromas, según acostumbraban hacer los judíos para sepultar a sus muertos.
41 Cerca del lugar donde Jesús fue crucificado había un huerto, y en el huerto, un sepulcro nuevo en el que nadie había sido sepultado. 42 Y como el sepulcro estaba cerca y era para los judíos el día de preparación, depositaron allí el cuerpo de Jesús.

martes, 16 de enero de 2018

EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO



El sacramento del Bautismo es una celebración de la Iglesia. Cuando una persona se bautiza, Dios por su gran amor, lo hace hijo suyo y comienza a formar parte de la gran familia de la Iglesia. 


Religión Católica 2º de primaria. Pág 46. Aprender es crecer en conexión. Anaya.

BAUTISMO. Pequeña definición y símbolos

Por el bautismo nos hacemos cristianos, recibimos el Espíritu Santo y comenzamos una nueva vida como hijos de Dios y discípulos de Jesús.

 Juan Baustista bautiza a su primo Jesús en el río Jordán.

                                      
Símbolos del bautismo:

El agua es símbolo de pureza y de vida. A través de ella, el bautizado queda limpio de pecado y se convierte en hijo de Dios.
El óleo es un aceite consagrado que simboliza la fuerza del Espíritu Santo.

La vela que se le da a los padrinos simboliza a Jesús resucitado, que ilumina y está presente en la vida del bautizado.

La vestidura blanca simboliza el compromiso cristiano de vivir como Jesús nos enseñó.




viernes, 12 de enero de 2018

LA BIBLIA

HAZ CLICK SOBRE LA IMAGEN.

jueves, 11 de enero de 2018

LA ORACIÓN. Pequeña definición

La oración es un medio privilegiado de relación y comunicación con Dios. Dios siempre nos escucha. Pero rezar no es solo pedir; también es alabar, agradecer e, incluso, dedicar un rato a estar con Dios y disfrutar de su presencia.




La relación con Dios en la oración.
Orar es hablar con Dios Padre, que nos ama como a hijos suyos y siempre nos escucha. Jesús nos enseñó a confiar en Dios y a contarle nuestros sentimientos y estados de ánimo. Lo podemos hacer en público u en privado, a diario y en las fiestas, en familia y con la comunidad cristiana, sobre todo en el templo, donde la Iglesia da a Dios culto de alabanza, adoración, petición y acción de gracias.
Oreamos en silencio y con palabras, gestos, música y cantos; meditamos textos de la Biblia o propuestos por la Iglesia; nos ponemos ante el sagrario, donde Jesús está realmente presente, y ante imágenes de Jesús, de María o de un santo. Podemos orar en cualquier momento: al levantarnos y acostarnos, antes y después de las comidas, al salir de viaje o al comienzo y final del trabajo. Jesús oraba con frecuencia, sobre todo en momentos importantes de su vida.

Alabanza: Señor, yo te alabo por...
Agradecimiento: Padre, te doy gracias por...
Petición: Dios mío, te pido...


Fuente: Religión Católica. 6º de Primaria. Editorial Sm

ANTIGUO TESTAMENTO. Cuestionario I. 3º ciclo

http://recursos.cnice.mec.es/bibliainfantil/antiguo/actividades/cuestionarios/verdadero_falso.swf
http://recursos.cnice.mec.es/bibliainfantil/antiguo/actividades/cuestionarios/verdadero_falso.swf

PARÁBOLAS. Cuestionario

http://recursos.cnice.mec.es/bibliainfantil/nuevo/actividades/cuestionario/parabolas.swf
http://recursos.cnice.mec.es/bibliainfantil/nuevo/actividades/cuestionario/parabolas.swf

ANTIGUO TESTAMENTO. Libros


Pica sobre el enlace y descubre en la sopa de letra nombres de distintos libros que puedes leer en el Antiguo Testamento.

DIOS NOS HABLA EN LA BIBLIA



La Biblia es la Palabra de Dios. Está formada por 73 libros inspirados por Dios. La Biblia narra lo que Dios ha hecho en la historia. También las enseñanzas y el mensaje de amor de Dios a las personas. 

La Biblia se divide en dos partes:


Antiguo Testamento, formado por 46 libros, escritos antes de nacer Jesús. Se narra la historia del pueblo de Israel.

Nuevo Testamento, formado por 27 libros, escritos después de resucitar Jesús. Se narra la vida y el mensaje de Jesús y el comienzo de la Iglesia.